¡Suelte ese tablero de madera y transfórmese digitalmente!

No sé vosotros, pero a mí me molesta bastante lo que en mi anterior trabajo llamábamos “gurusismo” (¡gracias por el término Chema!): dícese de esa manía muy extendida en algunos círculos profesionales de ir de gurú, pretender saber más que nadie de algo, dar lecciones, estar en posesión de la verdad y aleccionar a tu interlocutor sobre lo que debe o no debe hacer, ilustrando a esa pobre mente que vaga por el mundo sin ese conocimiento profundo (obviamente no es la definición académica de “gurú”, pero permitidme la licencia de usarlo en este sentido)

Esto viene al caso porque la “Transformación Digital” es una de las últimas tendencias donde los gurús proliferan y salen de debajo de las piedras (Inteligencia Artificial lo dejo para otro post, cuando mi Inteligencia Personal haya alcanzado mayores cotas).

transformación digital takealeapEl término es lo suficientemente genérico para que todos nos creamos con derecho a hablar y a dar nuestra versión de los hechos y en qué consiste o qué puede aportar. Lo que parece claro es que el desarrollo de las TIC permite que el ritmo de innovación en multitud de procesos empresariales se acelere, pero eso no garantiza la adopción masiva de las tecnologías en la empresa.

En cierta forma, el “hype” de la transformación digital hoy en día es similar al del comercio electrónico hace 15 años, cuando de la noche a la mañana, un día nos levantaríamos y ya no habría panaderías: sólo lo venderían por Internet. El mundo iba a cambiar de un día para otro, nos decían los gurús del comercio electrónico.

Recuerdo haber ido a foros de Asociaciones para impulsarlo, con desalentadores datos presentes pero unas proyecciones de los gurús de turno con unas bonitas curvas exponenciales “para mañana”. Yo diría, sin tener los datos a mano, que ahora estamos en el momento que se predijo para 10-15 años atrás.

Esto no es que lo vea como un gurú más, un “contragurú” en este caso, es que afectó directamente a mi carrera profesional. Hace 15 años era Jefe de Producto de Comercio Electrónico para Consumidores en un operador, o sea, que pretendía vender lo que en la calle, con buen criterio, se llaman “Tiendas Virtuales”. Comercializábamos un producto que permitía crear y gestionar una tienda virtual, con pagos online, en cuestión de minutos (un productazo sea dicho de paso). Creo que fui el único que hizo la tienda (la demo). Bueno, no, tuvimos algún Cliente. Y no era un tema de precio, no era un tema de canal, no era un tema de comunicación, ni de servicio… Era anterior a todo eso.

Y es que la Pyme que hace tableros de madera desde hace 20 años y vive de ello, no cambia sus procesos de hoy para mañana y quizá no es porque no quiera… es porque tiene los recursos optimizados y dedicados para lo que le da de comer. Que es hacer tableros de madera.

transformacion digital takealeapTú puedes enseñarle los gráficos, hablarle de la maravilla de una tienda virtual o de la nueva aplicación que, realmente, puede tener beneficios para él. Pero ése es el menor de los problemas que enfrenta si se embarca en ese proceso. ¿Quién puede encargarse de eso?, ¿puedo sacarle de lo que está haciendo?, ¿qué tiempo exigirá?, ¿y si luego no genera nada?. En resumen, esa Pyme sabe de hacer tableros, de su proceso productivo y de venderlos. No sabe de tu tecnología, ni tiene posibilidad de ponerse a aprender.

Por eso, todo el hype de la transformación digital está muy bien, tiene un sólido motivo de fondo, pero el verdadero impacto a corto plazo está en las grandes empresas, que no tienen las limitaciones de una Pyme y pueden nombrar un CDO, dedicar recursos, etc. Esto en España ya sabemos lo que representa del total del tejido empresarial.

En mi modesta opinión, y es algo que llevo pensando desde que me vi abocado a cerrar mis bonitas tiendas virtuales, si se quiere tener éxito en un plazo más rápido que el que impone la natural maduración del mercado Pyme, es necesario una capa de servicio profesional y asequible que convierta en un servicio lo que en la Gran Empresa es una tecnología o un producto.

Es decir, si a la Pyme no le hablas de tecnología, sino del beneficio que va a tener, y no le complicas la vida, intentando forzarle a entender primero e implantar después algo que no está en el núcleo de su cadena de valor, es probable que las barreras para adoptarlo sean muy inferiores.

Y, por supuesto, no intentéis vender burras con alguno de los argumentos, muy extendidos en las nuevas tecnologías, que nombraba en el post “7 frases que usas en la venta y torpedean su cierre”.

Un profesional que entienda de negocio y de tecnología debe hacer ese rol de “intermediario” entre tecnología y empresa. Debe personalizar el producto tecnológico para esa empresa, para sus procesos, para su día a día, para lo que es viable cambiar y para lo que no. Y poco a poco la Pyme irá adoptándolo y cambiando sus formas de hacer, optimizando sus procesos y obteniendo los beneficios de la transformación digital.

Y tan importante como la venta es el soporte: muchas Pymes quiere tener a alguien, con cara y ojos, con quien hablar, en quien pueda confiar, si un día no funciona, tiene una duda o necesita hacer una evolución. Es muy probable que, dentro de unos años, con las Pymes gestionadas por nuevas generaciones, no sea así, pero a día de hoy, el peso de estas empresas sobre el total pienso que es pequeño.

Dicho todo esto, quien tenga curiosidad, quizá se conecte a la web de mi empresa y vea una línea de servicios de “Transformación Digital”. “Jeje, qué cachondo el tío, al final resulta que él es el gurú y habla de lo mismo que todos”. Pues sí… pero no. En TakeaLeap creemos en la transformación digital, pero en una forma concreta de llevarla a cabo: con beneficios tangibles y, si es para Pymes, proveyendo de un servicio basado en nuevas tecnologías que en cualquier momento el Cliente puede abandonar, dándole soporte en el día a día para usarlo y para resolver sus dudas o sus incidencias. No implantando un software y yéndonos a otro Cliente.

¿Qué opináis vosotros? ¿gurusismo? ¿realidades? ¿os parece que puede tener sentido?

 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar